¡Qué me dices! (VII)

franciscojaviertostado.com

La palabra “energúmeno” la empleamos para designar a una persona que se descontrola fácilmente o que se enfurece con cierta violencia. El término procede del griego energoumenos y significa “persona poseída por el demonio”. De esta manera se quería explicar el comportamiento de los individuos que sufrían de epilepsia y algunas histerias. Los romanos decían que padecían de encantamientos y con el cristianismo se les atribuyó a que se encontraban poseídos por los “espíritus del mal” e incluso por el mismo demonio. Santo Tomás de Aquino decía que su humor melancólico les hacía perder la razón y por tanto el demonio que dominaba su interior debía ser exorcitado para que abandonase el cuerpo. Uno de los primeros autores españoles que emplean la palabra energúmeno fue Benito Jerónimo Feijóo, en su Teatro Crítico Universal, en 1739.

No solo la plebe y los pobres hombres eran acusados de estar hechizados…

View original post 301 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s