Educar a los hijos… ¿te parece poco? #vértigo

A la luz de la Palabra

Ayer mi hijo mayor hizo la Primera Comunión. Lloré varias veces en la celebración. No soy capaz de vivir sin emoción un paso tan importante en el camino de fe de uno de los tesoros que me han sido regalados, “prestados”.

Como padre, no siempre estoy seguro de hacerlo bien. El miedo a fallar en la formación de mis hijos, el miedo a influir negativamente en su desarrollo, a dejar en ellos huellas que marquen de alguna manera su futuro, a dejarme cosas por hacer, espacios por cubrir, necesidades que atender… siempre está ahí. Casi siempre lo llevo bien. A veces lo llevo regular. Educar a los hijos es, posiblemente, lo más importante que me ha sido encomendado por parte de Dios en esta vida. Y lo quiero hacer bien.

Ahora bien. Soy limitado y pequeño. Fallo, me equivoco, la pifio… Hiero a aquellos a los que quiero, grito…

View original post 112 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s