Martes semana séptima de Pascua (3 junio 2014, S. Carlos Lwanga)

Compartir en Cristo

De Corazón a corazón: Hech 20,17-27 (28) (“Soy prisionero del Espíritu… tened cuidado de la grey… que Dios se adquirió con la sangre de su propio Hijo”); Jn 17,1-11 (“Yo te he glorificado… los que tú me has dado… son mi gloria-expresión”)

Contemplación, vivencia, misión: Pablo siguió siempre las inspiraciones del Espíritu Santo, que hace de cada apóstol una transparencia o signo visible de Jesús Resucitado. Decía San Juan de Ávila, comentando la doctrina paulina de Rom 8,9, dice: “No has de vivir, hermano, por tu seso, ni por tu voluntad, ni por tu juicio; por Espíritu de Cristo has de vivir” (Sermón 28). Las “almas” se conquistan con fidelidad gozosa y generosa al Espíritu de amor.

*”La alegría del Evangelio” con la Madre de Jesús: María, después de la Ascensión, tuvo el encargo de “mecer la cuna de la Iglesia naciente” (Bta. María Inés Teresa Arias). “María sabe reconocer…

View original post 45 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s